Bendecido para bendecir

Conoce a Ali, un cristiano ex musulmán al que se le impidió sacar agua de los pozos de la comunidad y que hoy comparte su pozo

| 22/09/2021 - 07:00

Ali y su esposa sacan agua del pozo que se instaló a través de los recursos de Puertas Abiertas

Ali y su esposa sacan agua del pozo que se instaló a través de los recursos de Puertas Abiertas


"Mi esposa iba al pozo del vecino a medianoche para sacar agua sin que la gente la viera. Si alguien la hubiese descubierto, sería acusada de robar agua. Es algo vergonzoso para mi esposa, pero no teníamos otra forma de conseguir agua potable", compartió Ali Siddiki, un policía jubilado de 69 años.

Los pozos artesianos son una fuente común de agua potable en las aldeas rurales de Bangladesh. Algunas personas tienen pozos propios, mientras que otras acuden a los públicos. A los cristianos ex musulmanes de Bangladesh se les impide tomar agua de los pozos por dos razones: el arsénico o la fe cristiana.

"En nuestra región, la mayoría de los pozos públicos tienen arsénico (elemento químico), por lo que el gobierno los ha cerrado. Los pozos libres de arsénico están siempre llenos. Pero no se me permite tomar agua de ellos porque soy cristiano", comparte Ali.

Ali comenzó a seguir a Cristo en 1991. Aunque creció en un hogar musulmán, se desintereso por seguir los rituales del Islam. Antes de conocer a Cristo no tenía una buena reputación. En un momento dado, Ali sintió que necesitaba cambiar y fue en busca del perdón. "En el Islam, si te pierdes una sola de las cinco oraciones del día, estás condenado a pasar muchos años en el infierno. Y yo había perdido miles", dijo Ali.

Parecía que cuanto más perseguía el Islam en busca de la paz para su alma, más se desesperaba. Su desesperación le llevó a explorar otras confesiones para averiguar qué decían las otras religiones sobre las personas pecadoras como él. "Un cristiano me mostró en la Biblia que Jesús vino a salvar a los pecadores. Me leyó Marcos 2.17: "No son los sanos los que necesitan médico, sino los enfermos. Y yo no he venido a llamar a justos, sino a pecadores... En ese verso encontré esperanza y decidí seguir a Jesús", recuerda.

"Desde entonces, he abandonado mis malos hábitos. Pero las consecuencias de algunas de mis acciones aún me persiguen. Cuando era musulmán, me casé con dos mujeres. Mi primera esposa también se convirtió, pero la segunda continuó siendo musulmana", confesó Alí, quien tuvo que pagar una enorme cantidad para divorciarse de su segunda esposa.

En busca de buenas relaciones

Alí quería establecer una buena relación con la gente de su pueblo, pero tenía dificultades. Como musulmán, la gente ya no lo quería. Como cristiano, lo odiaban. Prohibir a su familia el acceso al agua del pozo fue sólo el comienzo de una de las muchas presiones que los musulmanes utilizan contra los cristianos para obligarlos a volver al Islam. En Bangladesh, los cristianos son menos del 1% de los 160 millones de habitantes del país.

"No me preocupan los musulmanes. Pero mi esposa y yo ya no podíamos entrar en la propiedad de los vecinos para ir a buscar agua. Esto no sólo era vergonzoso, sino que podía hacer que nos arrestaran. Así que oramos por nuestro propio pozo", dijo.

Puertas Abiertas proporcionó los recursos que Ali necesitaba para tener su propio pozo. Tuvo la oportunidad de compartir su agradecimiento en un seminario para parejas cristianas ex musulmanas. "No tengo palabras para expresar mi gratitud a Dios y a Puertas Abiertas. El pozo que nos dieron no sólo ayuda a mi familia, sino también a la gente de mi pueblo, incluso a muchas familias musulmanas.  

Muchos de nuestros pozos tienen arsénico, por lo que la gente llena los pozos públicos y privados. Ahora comparto el mio con mis vecinos, espero que esta actitud me ayude a recuperar mi relación con ellos y sea un ejemplo del amor y la presencia de Cristo en nuestra familia. ", concluyó el cristiano. 

Agua para Bangladesh

Al igual que Ali, los cristianos ex musulmanes de Bangladesh son discriminados y se les niega el acceso a elementos básicos como el agua potable. Tu donación ayuda a cubrir el costo de un pozo artesiano para una familia cristiana del país. Bendice a los cristianos de Bangladesh. 


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+55) 11 99629-9010
(+56) 2 2200-0071

Instagram

© 2021 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA