Semana Santa: Dios actúa de maneras inusuales

Además del plan de redención, podemos ver los diferentes caminos de Dios a través de las experiencias de los cristianos en la Iglesia Perseguida

| 12/04/2020 - 08:00

Al mirar hacia atrás, Gyeong Ju Son ve la mano de Dios en todas partes (foto representativa)

Al mirar hacia atrás, Gyeong Ju Son ve la mano de Dios en todas partes (foto representativa)


“Los discípulos regresaron a su casa, pero María se quedó afuera, llorando junto al sepulcro. Mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro, y vio a dos ángeles vestidos de blanco, sentados donde había estado el cuerpo de Jesús, uno a la cabecera y otro a los pies. “¿Por qué lloras, mujer?”, le preguntaron los ángeles. “Es que se han llevado a mi Señor, y no sé dónde lo han puesto”, les respondió. Apenas dijo esto, volvió la mirada y allí vio a Jesús de pie, aunque no sabía que era él. Jesús le dijo: “¿Por qué lloras, mujer? ¿A quién buscas?”. Ella, pensando que se trataba del que cuidaba el huerto, le dijo: “Señor, si usted se lo ha llevado, dígame dónde lo ha puesto, y yo iré por él”. “¡María!”, le dijo Jesús. Ella se volvió y exclamó: “¡Raboni!” (que en arameo significa: Maestro). “Suéltame, porque todavía no he vuelto al Padre. Ve más bien a mis hermanos y diles: ‘Vuelvo a mi Padre, que es Padre de ustedes; a mi Dios, que es Dios de ustedes’”, dijo Jesús. María Magdalena fue a darles la noticia a los discípulos. “¡He visto al Señor!”, exclamaba, y les contaba lo que él le había dicho.” (Juan 20.10-18)

Dios cumple sus propósitos y promesas de maneras inusuales e misteriosas. En Isaías 55: 8-9, aclara esto: “Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos” afirma el Señor. “Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes, ¡más altos que los cielos sobre la tierra!”. Él no trabaja de acuerdo con nuestra lógica o razón. Y eso está claro con la resurrección de Jesús ese domingo de Pascua.

Ron Boyd MacMillan, colaborador de Puertas Abiertas, contó sobre uno de sus viajes a Vietnam. Era domingo de Pascua y se levantó muy temprano para pasear por el pueblo. Mientras caminaba, pasó por una iglesia y escuchó a todos riendo. Encontró esto bastante inusual y pensó en lo que hizo reír a todos. No estaba acostumbrado a eso. Además, era una risa extraña. El líder de la iglesia dijo ciertas palabras y la gente comenzaba a reír de forma rítmica. Parecía que no era de verdad, pero las personas parecían estar felices.

Después del servicio, Ron preguntó qué había pasado. El líder de la iglesia no hablaba ni una palabra en inglés, pero repetidamente dijo la frase: "Risus Paschalis". La frase está en latín y significa literalmente "risa de Pascua". MacMillan se dio cuenta de que pertenecía a una iglesia donde, cada Pascua, celebran un servicio de "Risa de Pascua". Esta es una teología original del período patrístico que afirma que el enemigo ha sido engañado. Él pone a Jesús en la cruz y piensa: “Esto es todo. Me deshice del hijo del hombre ”. Pero, de hecho, el enemigo fue engañado. Dios lo hizo un tonto. Cuando Cristo resucita, el enemigo se da cuenta de que ha sido engañado, ayudando con el plan de expiación por los pecados. Por eso vale la pena reírse. Esta es la representación de la Risa de Pascua: darse cuenta de que Dios incluso usa el mal para hacer algo bueno.

Esto también se ve en los testimonios de cristianos perseguidos. En el Tercer Congreso de Lausana sobre Evangelización Mundial en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, en octubre de 2010, la norcoreana, Gyeong Ju Son, compartió su conmovedora historia de vida. Al final del testimonio, ella compartió que, mientras se hospedaba en el consulado coreano en Beijing, esperaba ir a Corea del Sur, su vida se transformó de manera drástica e irrevocable cuando Dios se le apareció en un sueño.

“Él tenía lágrimas en los ojos. Caminó hacia mí y me preguntó: ‘Gyeong Ju, ¿cuánto tiempo me vas a hacer esperar? Camina conmigo Sí, perdiste a tu padre terrenal, pero yo soy tu padre celestial y lo que sea que te haya pasado fue porque te amo”. Orando a Dios por primera vez, ella le dio su corazón, alma, mente y fuerza, pidiéndole que lo usara para hacer su voluntad. Un profundo amor por las personas perdidas en Corea del Norte y la necesidad de traer el amor de Jesús para ellos, se convirtió en su propósito de vida.

“Miro hacia atrás y veo la mano de Dios en todas partes. Seis años en Corea del Norte, 11 años en China y ahora en Corea del Sur. Todo lo que sufrí, toda la tristeza y el dolor, todo lo que experimenté y aprendí, quiero entregarme a Dios y usar mi vida para su reino. De esa manera, también espero honrarlo”, explicó. Como estudiante, la intención de la joven y vibrante seguidora de Cristo era ir a la universidad para estudiar ciencias políticas y diplomacia, y luego trabajar en los derechos de aquellos que no tienen voz en Corea del Norte. "Les pido que oren para que la misma luz de la gracia y la misericordia de Dios que llegó a mi padre y mi madre, y que ahora me ha alcanzado, pronto pueda brillar sobre el pueblo de Corea del Norte", concluyó.

Dios obra de maneras inusuales. El enemigo no esperaba ser utilizado en el plan de redención. Gyeong Ju Son no esperaba dedicar su vida a Dios, pero lo hizo después de encontrarse con el Cristo resucitado en un sueño. María fue al sepulcro para ungir el cuerpo de Jesús, pero no lo encontró. Sorprendida de ver la piedra removida, pensó que habían robado el cuerpo del amado Maestro. Y dado que Dios trabaja de maneras inusuales, María nunca hubiera imaginado que el hombre que pensaba que era el jardinero era Cristo después de la resurrección. ¿Quién hubiera adivinado que la primera persona con la que Jesús se encontraría después de vencer la muerte sería una mujer? Pero Dios obra de maneras que a menudo no entendemos.

Que esta Pascua, nuestra búsqueda no sea entender el obrar de Dios, sino renovar nuestra mente para poder experimentar y probar la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios. Y también para que, al igual que María, después de tener un encuentro con el Cristo que venció la muerte, anunciemos que hemos visto al Señor, ya sea compartiendo o viviendo de manera práctica lo que nos enseñó, pues Jesucristo vive, Él resucitó! ¡Feliz Pascua!

¡Decide ser #UnoConEllos!



QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+55) 11 99629-9010
(+56) 2 2200-0071

Instagram

© 2021 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA