Jesucristo y los niños de la Iglesia Perseguida

Nuestro Señor llegó a este mundo, en un humilde pesebre, huyendo de sus perseguidores.

| 24/12/2019 - 08:00

Los niños son la parte más vulnerable de la Iglesia Perseguida

Los niños son la parte más vulnerable de la Iglesia Perseguida


En el libro Mateo, vemos que un ángel del Señor se le apareció a José en un sueño y le dijo: “¡Levántate! Huye a Egipto con el niño y su madre. Quédate allí hasta que yo te diga que regreses, porque Herodes buscará al niño para matarlo”. Podemos ver que, desde su nacimiento, Jesús fue perseguido. Las tinieblas intentaron diversas formas para que el propósito de Salvación de Cristo no se cumpliese. Hoy en día, el enemigo intenta consumirnos y perseguirnos para que nos alejemos de los planes del Señor. Alrededor del mundo, los cristianos continúan siendo oprimidos, llegando a más de 245 millones de cristianos que son perseguidos en razón de su fe. La persecución no discrimina y alcanza tanto adultos como niños.

Los niños son los miembros más vulnerables de la Iglesia Perseguida

Cuando surgen historias de persecución de regiones peligrosas, a menudo se centran en la experiencia de los adultos. Quizás esto se deba a que es demasiado difícil luchar con la imagen de los niños como un target de sus perseguidores. ¿Cómo puede un ciudadano pacífico comprender plenamente la locura ideológica detrás de ISIS o Boko Haram u otros grupos extremistas islámicos? Imagine lo difícil que es para los niños que aún no entienden el contexto político de su región dar sentido a tales acciones. ¿Por qué un extraño, alguien a quien nunca han conocido, los atacaría simplemente por la teología de su familia?

En este artículo, le presentamos a Hassam, un niño de la Iglesia Perseguida. *Él es apenas uno de los tantos millones de niños que todos los días sufren acoso y violencia, e incluso explotación, debido a su fe. Su historia no es nada fácil de leer, pero es importante conocerla para orar por protección, consuelo, aliento, restauración y cura para los niños de la Iglesia Perseguida.

Hassan *, de cinco años, oyó que le arrojaban piedras, antes de poder escapar de ellas. Y no tuvo tiempo de cubrirse la cabeza. Afortunadamente, las piedras no lo alcanzaron y golpearon a un edificio cercano que causó un ruido ensordecedor.

Pero esto poco le importó a Hassan, del norte de África, pues el simple hecho de intentar lastimarlo ya había causado un gran daño emocional en él.

 Criar a un niño hoy es difícil. Incluso para los padres en países más desarrollados, los cuales luchan contra mensajes culturales poco saludables que pueden afectar la identidad de sus hijos. Pero para los padres que crían hijos cristianos en regiones que son hostiles hacia el nombre de Jesús, los desafíos se magnifican.

Después de que el padre de Hassan se dio cuenta de que estaban en peligro, apretó su mano fuertemente y se dirigió a su casa rápidamente. Tomando muchas vueltas y desvíos, hizo todo lo que pudo para desviar a sus perseguidores.

"¿Nos vamos a casa?", Pregunta Hassan.

"Sí, hijo". Su padre le responde. “¡Debemos hacerlo, por tu protección!”

Hassan no pudo ocultar su decepción. Preferiría estar afuera jugando. No le gustó para nada lo que sucedió. No le gustaba que su padre viviera en tensión, incapaz de relajarse por completo. No le gustaba que su familia no pudiera hacer algo tan simple y divertido como salir a tomar un helado sin preocuparse por el acoso.

Cuando Hassan y su padre entran a su casa, Hassan le pregunta: “Papá, ¿por qué la gente nos arroja piedras? ¿Por qué no nos quieren? ¿Qué mal les hemos hecho? ”. Su padre sonríe dolorosamente mientras responde: “Hassan, somos diferentes porque seguimos a Jesús. La gente de nuestro pueblo tiene otra religión y no aceptan a los que son diferentes ".

Hassan mueve su cabeza, comprendiendo lo que su papá le dice. Las explicaciones simples como estas son a menudo las únicas que los niños como Hassan pueden entender: me odian porque soy diferente. Y soy diferente porque sigo a Jesús.

La historia de Hassan es solo un ejemplo de la persecución que enfrentan los niños cristianos en comunidades de todo el mundo. En muchos países que son hostiles al cristianismo, desde Corea del Norte hasta Somalia; Afganistán a Sudán: los niños son blanco debido a su fe en Cristo.

Regala esperanza a los niños de la Iglesia Perseguida


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+55) 11 99629-9010
(+56) 2 2200-0071

Instagram

© 2021 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA