Otro Ramadán llega a su fin

Tras el final del Ramadán, una familia cristiana de Kenia tuvo que hacer frente a un ataque a su hija durante la Gran Fiesta, Eid al Adha

| 11/05/2021 - 07:00

Hubba fue violada por ser cristiana mientras visitaba la casa de unos vecinos durante una fiesta islámica.

Hubba fue violada por ser cristiana mientras visitaba la casa de unos vecinos durante una fiesta islámica.


Hoy, otro Ramadán llega a su fin. Tras un mes de ayuno diario, los musulmanes de todo el mundo celebran la ocasión con grandes fiestas en las que invitan a vecinos y amigos a compartir el ftur (cierre del ayuno). La pandemia del COVID-19 no permitió que se celebraran las fiestas tradicionales como en años anteriores. El cierre del Ramadán es un día de fiesta nacional en los países islámicos, correspondiente a la Navidad para los cristianos. Para muchos cristianos que viven en un contexto de mayoría islámica, el Ramadán representa un periodo en el que se enfrentan a una persecución aún más intensa.

Leah*, que tiene poco más de 30 años, vive con su marido y sus seis hijos en una zona rural del noreste de Kenia. La familia es cristiana desde hace menos de dos años, y son los únicos cristianos en el barrio donde viven. "Nos enfrentamos a una gran persecución. Los vecinos nos llaman infieles y se niegan a comer cualquier cosa que hayamos tocado. Siempre dicen que cuando muramos nadie nos enterrará", dijo Leah.

El año pasado, durante una importante celebración musulmana, Leah tuvo que lidiar con el terrible dolor que sólo una madre puede sentir cuando un hijo sufre. Su hija mayor, Hubba*, que acababa de entrar en la adolescencia, fue agredida sexualmente. Esto ocurrió cuando los vecinos musulmanes invitaron a Leah y a su familia durante la fiesta musulmana Eid al Adha, que tiene lugar tras el final del Ramadán. La invitación no la hicieron los vecinos porque quisieran hacerse amigos de ella, sino porque era una forma de “recibir el favor de Alá.

Como Leah y su marido tenían otros compromisos, permitieron que Hubba fuera. Para su asombro, un joven aprovechó la ocasión para violar a Hubba. Cuando la niña gritó, los vecinos acudieron al rescate. El joven intentó escapar en un coche, pero la comunidad lo atrapó.

Entonces, los ancianos de la comunidad intentaron solucionar el conflicto de "manera tradicional", haciendo que la víctima se casara con el responsable. "Los ancianos querían que los dos se casaran porque mi hija había perdido su "tesoro", explica Leah. Aparte del horror de la situación, Leah sabe que es habitual que una esposa tenga que seguir la religión de su marido. Así que estaba más que decidida a mantenerse firme. "No quería que eso le pasara a mi hija. Somos cristianos y todo sucedió por esa razón. No puedo permitir que mi hija se case con un musulmán”.

Un cristiano que se enteró del incidente lo denunció a la policía local y lo notificó a los socios de Puertas Abiertas. Esto hizo que el agresor fuera detenido y retenido hasta el juicio. Puertas Abiertas ofreció apoyo legal.

Recuperando la alegría

Después del ataque, Hubba se deprimió mucho. Los socios de Puertas Abiertas aconsejaron sacar a Hubba de ese entorno durante un tiempo. La menor se quedó con un pastor y su familia durante un periodo en el que recibió apoyo para la cura física, emocional y espiritual, lejos del juicio de los vecinos y otros curiosos. De este modo, tuvo grandes progresos en la recuperación de su alegría.

Al principio, no se unía a los demás cristianos en los servicios de la iglesia en casa, sino que se limitaba a escuchar todo desde su habitación. Pero con el cuidado amoroso de la esposa del pastor, se dio cuenta de que lo que había sucedido no era su culpa. La esposa le dio a Hubba ropa nueva y le ayudó a cuidar su cabello. Hubba comenzó a comer y se involucró en las tareas domésticas.

A pesar de ello, la vida en esta parte del mundo es difícil. Al ser la hija mayor, la presencia de Hubba era necesaria en la propiedad de sus padres. Por lo tanto, tuvo que volver. Sin embargo, Hubba visita a la familia del pastor siempre que puede. Y los cristianos también intentan visitar a su familia con regularidad. Todo esto ha sido un gran testimonio. "La gente dice que los cristianos se aman. Algunos vecinos ven cómo los cristianos nos han amado y apoyado", dijo Leah.

"Estoy muy agradecida con los compañeros cristianos que han estado conmigo durante este tiempo. Aunque estamos solos aquí, quiero que estos musulmanes conozcan a Dios para que muchos cristianos que glorifiquen al Señor con nosotros".

Confianza en Dios

Leah se mantuvo fuerte en su fe incluso en medio del sufrimiento. "Sabemos que Dios está con nosotros y no tenemos miedo. Él es quien da la vida y la quita. Aunque abusen de nosotros, sabemos que somos diferentes a ellos. Perseveramos. Nuestra confianza está en Dios. No tenemos a nadie que pueda ayudarnos como él".

Concluyó: "Agradezco a los que estuvieron conmigo cuando esto ocurrió. Hasta el día de hoy me siguen ayudando en los tribunales. No tengo nada más que ofrecer que la gratitud. Que Dios esté con todos. Que Dios los bendiga. Cuando recibí su ayuda, olvidé todo el dolor que había en mi corazón. No nos dejaron solos. Nos han sostenido de la mano y nos has ayudado en todo”.

Incluso en medio de todo este dolor, Hubba sueña con convertirse en profesora. En este contexto, no será fácil, ya que la familia vive en una zona rural. No obstante, Puertas Abiertas busca una solución realista y viable a largo plazo.

Cómo puedes ayudar

Puedes marcar la diferencia en la vida de los cristianos, que son aún más perseguidos durante el periodo del Ramadán. Tu oración puede llegarles al instante. ¿No sabe por qué orar? El siguiente Mapa de Oración te dará 30 razones para interceder por nuestros hermanos y hermanas que viven en países de mayoría islámica.

También puedes contribuir a que los cristianos sean discipulados a través de los socios de Puertas Abiertas. Tu donación apoya este proyecto, facilitando la creación de un centro de formación para cristianos ex musulmanes. Ayuda a fortalecer la iglesia formada por aquellos que necesitan ser resistentes mientras arriesgan todo y abandonan el Islam para seguir a Cristo. ¡Dona Ahora! 

*Nombres alterados por seguridad.

Peticiones de oración

  • Ora para que la cura del Señor siga actuando en la vida de Hubba.
  • Intercede por el futuro de Hubba, para que se encuentre una solución viable para su educación.
  • Agradece al Señor por la firmeza de la fe de Leah. Ora para que Dios siga fortaleciéndola y dándole sabiduría mientras su hija crece.
  • Agradece a Dios por el testimonio de amor que los cristianos han mostrado a esta familia. Pide que muchos vecinos no cristianos sean atraídos por el amor de Cristo.
  • Ora por la justicia en el caso de Hubba.


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+55) 11 99629-9010
(+56) 2 2200-0071

Instagram

© 2021 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA