El tiempo que pasé con Jesús en la cárcel fue la verdadera libertad para mí

Taher es un cristiano de Irán que fue arrestado e interrogado por la policía secreta del país al ser descubierto

| 25/05/2021 - 07:00

Cuando descubrieron la fe de Taher, el crsitiano fue detenido e interrogado por la policía.

Cuando descubrieron la fe de Taher, el crsitiano fue detenido e interrogado por la policía.


Taher y su familia eran cristianos secretos en Irán. Cuando se descubrió su fe, Taher fue detenido e interrogado despiadadamente por la policía secreta y llevado a la cárcel. A pesar de la insistencia por parte de las autoridades, Taher se negó a dar los nombres de los demás cristianos con quien se reunía. Esta es su historia.


Cierto día, una visita inesperada llegó a la casa de Taher y Donya. En ese momento, solo Donya se encontraba en casa. El hombre dijo que era el cartero y cuando ella se acercó para abrir la puerta, descubrió que había sido engañada; pero ya era demasiado tarde.    

"Cuando abrí la puerta, el hombre puso su pie para adentro para que no pudiera cerrarla", recuerda. Era de la policía secreta y estaba junto con otros agentes.  Ellos saquearon sin piedad mi casa, donde vivía con mi esposo (Taher) e hijas (Farah y Arezoo). Ellos buscaban cualquier prueba de la fe cristiana de la familia.  

"En nuestra iglesia doméstica, solíamos cantar Yo me rindo a Él”, dice Donya, "y siempre nos preguntamos unos a otros: ¿Estás preparado y dispuesto a entregarlo todo por Jesús?" Mientras la policía secreta destrozaba su casa, Donya le dijo al Señor: "Estoy dispuesta a entregarlo todo".  

En muchos otros países de Oriente Medio, rendir culto en público o compartir tu fe abiertamente es peligroso. Por eso, muchos cristianos optan por mantener su fe en secreto y rendir culto de forma aislada. Esto es especialmente para los cristianos de origen musulmán, como Taher y su familia. Si se descubre su fe, es probable que reciban largas condenas de prisión por "delitos contra la seguridad nacional."

Detenido e interrogado

Taher estaba en su trabajo en una fábrica textil mientras se producía una emboscada contra él. Recibió una llamada del servicio secreto: "Taher, tienes que venir a casa, ahora". Cuando Taher llegó a casa, le pusieron las esposas, le vendaron los ojos y lo hicieron subir a un automóvil. Fue aterrador, pero Taher no estaba solo: "Justo en ese momento, sentí a Jesús a mi lado" comparte el cristiano. 

Esta emboscada no fue una sorpresa total. Taher sabía que el servicio secreto tenía como objetivo a los cristianos. Era consciente del riesgo, pero creía que hablar a otros de Jesús y discipular a nuevos creyentes valía la pena. Así que siguió reuniéndose en secreto con otros cristianos y compartiendo su fe con sus amigos y compañeros de trabajo.

El día que se llevaron a Taher fue el primero de muchos largos y terribles días de interrogatorio. La policía secreta interrogó a Taher sin piedad durante muchas horas, días y noches. Querían saber qué hacía con otros cristianos, qué canciones cantan, de dónde sacaba dinero. Sobre todo, querían que Taher escribiera los nombres de los otros cristianos que conocía. Pusieron un bolígrafo delante de él y esperaron. La valentía de Taher es asombrosa: se negó a escribir un solo nombre.

Garabateando las escrituras en su celda

Sin embargo, Taher llevó en secreto un bolígrafo a su celda. En lugar de traicionar a los creyentes que conocía, quería utilizar el bolígrafo para animar a los creyentes que no conocía. En la pared, en un rincón de su celda, escribió una versión de Mateo 7:7: "Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá".

Taher esperaba desesperadamente que estas palabras animaran a los cristianos como él, creyentes que serían arrestados y se encontraran en esta misma celda de 2x2m. Tal vez estos débiles mensajes darían a otros el valor para mantenerse fuertes frente a sus interrogadores.

La policía secreta no sólo interrogó a Taher. Amenazaron a su familia, llevándolo a un bloque de celdas que albergaba a asesinos, violadores y otros delincuentes peligrosos, y le preguntaron: "¿Quieres que tus hijas vengan aquí? ¿Que pasen el resto de su vida en este lugar? ¡Aquí es donde acabarán si no cooperas y nos das los nombres de los cristianos que conoces ahora!".

Taher lo recuerda como la mayor prueba de su fe. Por supuesto, quería proteger a su familia. En ese momento recordó la letra de la misma canción que Donya estaba cantando: "Yo me rindo a Él". A pesar de todo, su fe se mantuvo fuerte y no traicionó a sus amigos.

Reviviendo momentos

El servicio secreto acabó liberando a Taher bajo fianza. Durante su sentencia, Taher recibió una condición para su liberación: Debía dejar de hablar a otras personas sobre Jesús. El juez le dijo a Taher que no obtendría tal indulgencia por segunda vez: que, si lo volvían a detener, sería ejecutado.

Quizá recuerdes la milagrosa fuga de los apóstoles de la cárcel en Hechos 5. Pedro y los demás habían sido arrestados y puestos en la cárcel pública "Pero durante la noche, un ángel del Señor abrió las puertas de la cárcel y los sacó" (Hechos 5:19). En cuanto fueron liberados, los apóstoles volvieron a predicar sobre Jesús en los patios del templo. Cuando le desafiaron, Pedro dijo: "¡Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres!". (Hechos 5:29).

La respuesta de Taher fue exactamente la misma. ¿Qué hizo cuando fue liberado por el juez? "Volví a casa y empecé a ministrar y evangelizar de nuevo", dice. Sorprendentemente, también ha perdonado a los interrogadores que le persiguieron sin descanso: "El tiempo que pasé con Jesús en la cárcel fue la verdadera libertad para mí".

Demuestra que no están solos

Ningún creyente debería enfrentarse solo a la persecución y, gracias a personas como tú, Puertas Abiertas se reúne con creyentes secretos en Oriente Medio. Los socios de Puertas Abiertas ayudan a la gente a conocer a Jesús, ofrecen formación en discipulado y liderazgo, dan apoyo práctico y espiritual y proporcionan un lugar seguro para los creyentes que han tenido que huir como refugiados a un país vecino.

Sin una comunidad cristiana, es realmente difícil para un cristiano secreto crecer en su fe y resistir la presión de volver al Islam. Tu apoyo demuestra que  nuestros hermanos y hermanas de Oriente Medio no están solos, y los anima a perseverar, a mantenerse firmes en su fe y a ser audaces testigos de Jesus en su comunidad.

Peticiones de oración

  • Ora para que todos los cristianos secretos sepan que no están solos, y que Dios les permita encontrar compañerismo y discipulado.
  • Intercede para que los refugiados cristianos encuentren seguridad, comunidad y esperanza.
  • Clama para que los colaboradores de Puertas Abiertas estén equipados para servir a los cristianos secretos y aislados en Oriente Medio.


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+56) 11 99629 9010
(+56) 9 8830 5225

Instagram

© 2021 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA