El perdón es la solución

La fuerte expansión del extremismo islámico alrededor del mundo ha sido tema de discusión en diversos canales de comunicación y fórums de organizaciones representantes de la sociedad civil. Muchos hablan sobre el papel de los gobernantes en situaciones como esta, e sobre los derechos humanos y la intolerancia que genera violencia. Pero, ¿cómo la Iglesia Perseguida debe reaccionar a todo esto? Vea la respuesta del Hermano André ante esta situación

| 23/03/2015 - 00:00


01-03-15.jpg

Durante mi ministerio, he presenciado muchas tragedias. Hace algunos años, miles de cristianos fueron expulsados de una pequeña ciudad por extremistas islámicos. Cuando llegamos a aquel lugar, percibimos la destrucción que lo que había ocurrido.

En una sola noche, los musulmanes pasaron en la ciudad e incendiaron todas las propiedades de los cristianos. Destruyeron sus casas, bicicletas, plantaciones, camiones, iglesia, hospital y el edificio del Ejército de Salvación, ¡todo! Quince mil cristianos perdieron todo. ¿Puede imaginarlo? ¿Qué reacciones deberían ellos tener ante esta crueldad? ¿Cómo podemos osar predicar sobre la cruz delante de esto? ¿Qué reacción nosotros tendríamos en el lugar de ellos? Es nuestra naturaleza querer pagar el mal con el mal, pero Jesús nos enseña algo diferente.

Por eso, cuando llegamos a la ciudad, convocamos una reunión con las personas en una tienda improvisada grande. Los cristianos vieron, pero también los musulmanes, la policía, los soldados y dos funcionarios del gobierno.

Yo prediqué aquel día. Abrí mi Nuevo Testamento y comencé a leer Mateo 5.1-12. Pasé la página y leí un versículo más: ""Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial.?Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas"" (Mt 6.14-15).

Estaba delante de una ciudad que había sido quemada en una noche y leí eso para ellos. Lo hice porque el perdón es la solución. Pero, ¿será que la Biblia para por allí? No. La Palabra de Dios va mucho más allá.

Entonces yo les dijo a todos ellos: ""Jesús fue crucificado para llevar el pecado de todos, no importa la religión a la que usted pertenezca. Clavarlo en aquella cruz fue una cosa terrible que los enemigos de Cristo hicieron a Él. En Lucas 23.34ª Jesús dijo: ‘Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen’. Imagine a aquel multitud irada, el pueblo quería destruir a Jesús. Aquí también existe una multitud irada que quiere destruir a los cristianos, que mata pastores y quema iglesias. Ninguna de las dos multitudes furiosas pidió perdón, sin embargo, cuando miramos a la cruz, vemos a Jesús diciendo: ‘Padre, perdónalos.’""

En aquel momento, presenté un argumento importante. Claro que los musulmanes no estaban pidiendo perdón, solo querían librarse de las iglesias, pero yo estaba enseñándoles a los cristianos que debemos perdonar. Porque la vida sigue y mañana será otro día; si no conseguimos perdonar, la amargura se apoderará de nuestro corazón. Por eso terminé diciendo: ""Nosotros, cristianos, los perdonamos por lo que aconteció aquí, porque es lo que Jesús nos enseñó en la cruz."" Fue una oportunidad de presentar la cruz a los musulmanes.

Después de la reunión, el ministro de justicia vino hasta mi intérprete y dijo: ""¡Yo quiero una copia de este sermón! ¡Nunca escuché nada así en mi vida!"". Como él era juez, él sabía bien lo que era perdonar a los ofensores. Él nunca había oído que podemos perdonar a alguien que no pidió perdón.

Pero la verdad, es que podemos hacerlo porque tenemos que dar un paso mucho más adelante que cualquier otro grupo en este mundo. Este es el camino de la cruz de Jesús. Y es así que debemos ser conocidos en el mundo. Tenemos que amar y perdonar, y de esta manera conseguiremos ganar el mundo musulmán para Cristo.

Trecho escrito por el Hermano Andrés – fundador de Open Doors Internacional – Libro Lecciones de Perseverancia.

*En la versión original, el autor no cita el país en cuestión por motivos de seguridad


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+55) 11 99629-9010
(+56) 2 2200-0071

Instagram

© 2021 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA