Durante el Ramadán, cristiano es agredido por su madre en Camerún

Para los cristianos como Bouba que se convirtieron del islam, esta fecha representa presión y violencia

| 09/05/2020 - 10:00

Bouba es un cristiano ex musulmán que enfrenta rechazo y problemas económicos después de abandonar el islam

Bouba es un cristiano ex musulmán que enfrenta rechazo y problemas económicos después de abandonar el islam


Bouba, de 40 años, vive en el extremo norte de Camerún, una región dominada por el islam y también afectada por la actividad extremista del Boko Haram. Bouba fue criado en una familia musulmana, el islam era todo lo que sabía. Hasta que un día su camino se cruzó con el de un cristiano, cuando tenía unos 20 años. 

Ve también: Ataques aumentan en Camerún

Bouba es artesano y joyero. Vende sus creaciones en el mercado local y en exposiciones. Fue allí, en el mercado, que sus caminos se cruzaron. El hombre cristiano compró algunas de sus joyas y se ofreció para leer la Biblia y el Corán juntos. Bouba aceptó y, pronto, ellos comenzaron a leer los dos libros sagrados para ambas fes. En muy poco tiempo, Bouba dejó de leer el Corán y solo estaba leyendo la Biblia.

Aunque todavía no era cristiano, tuvo la primera prueba de persecución en 2007, cuando decidió casarse con su novia, que era cristiana, en contra de los deseos de su familia. "Dijeron que nunca aceptarían una nuera cristiana, me lavaron las manos y me expulsaron de casa", dice. A partir de entonces, Bouba ya no pudo disfrutar del apoyo de la comunidad y se quedó solo. Sin ningún lugar a donde ir, tuvo que alquilar una casa, un gasto que no podía pagar. Además, su amigo misionero tuvo que regresar a su ciudad debido a una enfermedad. Otro misionero se hizo cargo de la lectura de la Biblia con Bouba, pero pronto tuvo que irse también.

Sin embargo, Dios estaba trabajando durante sus dificultades. Bouba fue presentado a un líder evangélico local que lo comenzó a discipular. Solo entonces Bouba le entregó su vida a Cristo y, en 2017, fue bautizado en secreto. "Estaba feliz. Había estado leyendo la Biblia durante muchos años y sabía que este era el camino correcto", recuerda el cristiano.

Expresión de furia durante el Ramadán

Bouba dice que, durante un Ramadán, una muestra de ira por su "traición" al islam, lo sorprendió: "Mi madre estaba tan furiosa cuando vio que no estaba ayunando, que me arrojó un plato en los ojos". Aunque este ataque físico ciertamente dejó su huella en Bouba, la cicatriz emocional fue más difícil de soportar. Hasta la fecha, la relación de Bouba con su familia no ha sido restaurada. "Normalmente, ellos no son violentos, pero nunca me invitan cuando se juntan o hacen cosas en familia", dice.

En una sociedad donde andar en comunidad y donde la sobrevivencia se da a través del apoyo familiar, este comportamiento pasivo-agresivo es indudablemente más difícil de manejar que la propia violencia. Ahora, el gran desafío de Bouba es el aislamiento financiero que experimenta como resultado de su conversión. "Anteriormente, era recibido por otros empresarios musulmanes en el mercado. Me invitaban a exposiciones donde podía vender mis productos. Pero, ahora soy un extraño y no estoy incluido en ninguna oportunidad pueda darme alguna opción de venda o negocio". 

Resiliencia y ayuda para continuar

Bouba se niega a rendirse. Está decidido a no regresar al islam debido a las oportunidades económicas. En cambio, sigue comprometido con su fe, incluso ante estas dificultades.

En 2018, recibió apoyo financiero de Puertas Abiertas para hacer que su negocio sea más viable. “El dinero que recibí realmente ayudó. Compré todo lo que necesitaba para hacer zapatos, ropa y joyas, que llevé a una gran exposición. Estoy muy agradecido con Dios por su ayuda. Los beneficios de la exposición ayudaron a mi negocio y a mi familia a dar otro paso".

Sin dejarse abatir por todos los desafíos, Bouba continúa con su negocio, pero aún más con su fe. "Además de mi familia que me rechazó y nos amenaza, los demás en la aldea se burlan de mí y me provocan", dice. El rechazo y el aislamiento son una realidad para los cristianos ex musulmanes en general. El dolor emocional que sienten como resultado es tan angustiante como el dolor físico, especialmente durante eventos religiosos como el Ramadán, donde la fe de los cristianos se pone a prueba su fe y su decisión de seguir a Cristo es cuestionada.

“Sin embargo, Dios me cuidó. Hubo un tiempo en que no conocía a otros cristianos y me sentía extremadamente solo. No había nadie para apoyarme espiritual o emocionalmente. Me aislaron de mi comunidad. Pero ahora ya no estoy solo, tengo una familia en Cristo que me apoya. Dios cuidó de mí exactamente como lo prometió. Él nunca nos dejará ni nos abandonará”, concluye Bouba.

Vea el mapa de oración con solicitudes para cada día de Ramadán. ¡Únete a este clamor por el mundo musulmán! 


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+56) 11 99629 9010
(+56) 9 8830 5225

Instagram

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA