Día 25: Dios responde la oración de un ex musulmán

"A eso de la medianoche, Pablo y Silas se pusieron a orar y a cantar himnos a Dios, y los otros presos los escuchaban.?26?De repente se produjo un terremoto tan fuerte que la cárcel se estremeció hasta sus cimientos. Al instante se abrieron todas las puertas y a los presos se les soltaron las cadenas." Hechos 16.25-26

| 21/07/2014 - 00:00


SiteRamada_Dia25_Chile.jpg

El-Gasim frotó sus ojos y miró nuevamente. ¿Será que aquello, en su celda, es una cruz? Cambio de posición para continuar orando, él miró nuevamente al lugar donde la cruz había aparecido. La imagen aún estaba allí. Durante los próximos siete días, El-Gasim, un musulmán africano, hizo sus oraciones cinco veces por día y todas las veces, independientemente de donde se arrodillase para orar, la imagen de la cruz estaba siempre allí. El-Gasim sabía que estaba siendo llamado a entregar su vida a Cristo.

Cuando El-Gasim declaró su de fe en Cristo, él recibió 25 azotes. Al confesar a Cristo como su Salvador, él enfureció a las autoridades, que lo golpearon y ataron con cadenas que pesaban más de cincuenta kilos, condenándolo a la horca.

Uno de los presos, que también era pastor, explicó que vivir para Cristo no sería sin sufrimiento. Él entonces le contó la historia de Pablo y Silas en la prisión. Ellos fueron golpeados y atados por causa de Cristo, pero, aun así, continuaron orando y adorando al Señor, hasta que las cadenas cayeron y las puertas de la prisión se abrieron. El pastor explicó que el poder de Dios continúa operando milagros en nuestros días. Él y El-Gasim comenzaron a orar juntos, buscando sinceramente la voluntad de Dios.

Cuando el pastor se retiró para su celda, El-Gasim continuó orando. Motivado por la historia, El-Gasim permaneció clamando hasta que la cadena que estaba en su pierna se rompió. Al oír el ruido de la cadena cayendo sobre el suelo, los demás presos lo miraron con espanto mientras que El-Gasim dio un segundo paso y la cadena de su otra pierna también cayó. Libre de las cadenas, El-Gasim comenzó a caminar hasta que uno de los guardias le dijo: ""Sus cadenas están en su celda, regrese a recogerlas.""

Temblando y confundido, el guardia relató el caso a sus superiores. Por causa de tantos testigos, el incidente no podía ser ignorado. Los funcionarios de la prisión tuvieron que liberar a El-Gasim porque sabían que si lo dejaban en la prisión, él ciertamente convertiría a los otros prisioneros y, si fuese transferido para otra prisión, los milagros de Dios no serían interrumpidos.

Pedido de oración

  • Alrededor del mundo los musulmanes están buscando tener conocimiento sobre la verdad, durante este tiempo del Ramadán. Ore para que ellos tengan un encuentro sobrenatural con un cristiano que pueda, valientemente, compartir el mensaje del evangelio con ellos.

También lea

Día 24: El evangelio predicado por el compañerismo


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+55) 11 99629-9010
(+56) 2 2200-0071

Instagram

© 2021 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA