Día 18: La armadura que el enemigo no puede destruir

"Nosotros que somos del día, por el contrario, estemos siempre en nuestro sano juicio, protegidos por la coraza de la fe y del amor, y por el casco de la esperanza de salvación." 1Tesalonicenses 5.8

| 15/07/2014 - 00:00


SiteRamada_Dia18_Chile.jpg

El marido de Maheen ya estaba preso hace varios meses, cuando ella comenzó a temer el mismo destino para sí. Ella entonces comenzó a orar: ""Querido Dios, yo no estoy lista para ir para la prisión por causa de mi fe. Por favor, no me pruebes más allá de mi capacidad.""

Maheen sabía que no sería capaz de lidiar con las presiones dentro de la prisión y temía que, ante una circunstancia como esta, acabaría por revelar los nombres de cristianos con los cuales tenía contacto y colocarlos en peligro, o peor aún, negar a Jesús.

Tres días después la policía secreta tocó su puerta. Mientras bajaba las escaleras lentamente para abrir la puerta, Maheen argumentó con Dios: ""Ya le pedí al Señor que no me colocase en esta situación, entonces todo lo que va a pasar de aquí en adelante no será culpa mía."" Con los ojos vendados, ellos la colocaron en una celda aislada. ""Yo estaba muriéndome de miedo y me sentía muy mal"", ella recuerda. ""Pero, entonces sentí la presencia del Espíritu Santo y la paz de Dios, y de repente, todos mis miedos se fueron.""

Al día siguiente, ella fue llevada ante el oficial responsable por el caso. Valientemente, ella testificó sobre su fe cristiana. ""Es una honra hablar sobre Jesús y la salvación."" El funcionario respondió con rabia: ""¿Usted sabe la consecuencia de eso? ¡Usted no puede evangelizar! ¡Le va a costar muy caro!"" Maheen respondió: ""Si comparto sobre la Palabra de Dios y la verdad con usted, voy a tener que darle cuentas a Dios. Por lo tanto, no puedo quedarme callada.""

Un día después, ella fue nuevamente llevada ante el oficial. Impulsada por la fuerza que sentía del Espíritu Santo, ella compartió sobre Jesús con él. Aquella noche, ella tuvo problemas para dormir. Ya por la madrugada, ella se asustó al ver a ese oficial en su celda. Él la visitó y le dijo ""No tenga miedo"". ""Yo creo que Dios la envió a la prisión para que usted pudiese compartir sobre Jesús y la salvación conmigo"". Maheen oró con él por tres horas. Al final, él se arrepintió y aceptó a Jesús. Pocos días después, ella fue liberada de la prisión.

Pedido de oración

  • Ore para que Dios fortalezca a los cristianos que están presos por su fe, para que ellos no tengan miedo, ni cedan a las presiones durante esta temporada del Ramadán. Por el contrario, que ellos a través del Espíritu Santo puedan testificar y compartir el evangelio con aquellos que no lo conocen.
  • También lea
    Mártir a los 13 años


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo.

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+55) 11 99629-9010
(+56) 2 2200-0071

Instagram

© 2022 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA