Cristiana norcoreana cuenta como fue perseguida

Hannah (seudónimo) y su familia fueron arrestados, torturados y vieron la muerte de cerca por causa de la fe en Jesús.

| 22/08/2017 - 00:00


La única oración que Hannah, cristiana perseguida norcoreana, conocía era ""¡Señor! ¡Señor! Socorro"". Su madre también hacía la misma oración sin cesar, pero nunca compartió el evangelio con la hija, algo común entre los cristianos de Corea del Norte. Después de la muerte de su madre, Hannah, su marido y sus cuatro hijos – tres niñas y un niño – enfrentaran juntos las consecuencias de la crisis económica del país.

La falta de esperanza los llevó a la decisión de mandar a sus hijas mayores para China, en busca de una vida mejor. Pero al llegar allá, fueron vendidas como esposas a granjeros chinos. Sin noticias, el padre decidió buscarlas y también fue a China, dejando a Hannah con los dos hijos menores. Después de un año sin saber de su esposo, Hannah fue en su búsqueda a China. Al encontrarlo, ella regresa a Corea a buscar a sus otros hijos y llevarlos para China. Para la gloria de Dios, ella también encontró a sus hijas que estaban desaparecidas.

La esperanza está en el Señor

Finalmente, estaban juntos. Empezaron a frecuentar una iglesia y allí, los seis entregaron su vida al Señor. Después de un tiempo, Hannah, su esposo y dos hijos menores fueron descubiertos y enviados de vuelta a Corea del Norte, como prisioneros.

Ellos fueron separados en la prisión. Hannah permaneció con la hija más joven y su esposo con el hijo, aun adolecente. Durante mucho tiempo, ellos fueron amenazados, torturados, privados de agua y comida y encerrados en soledad. Además de eso, presenciaron muchas muertes en prisión. Pero por la gracia de Dios, un día fueron liberados y volvieron a la antigua casa donde vivían.

Decidieron no quedarse ahí e intentar huir para Corea del Sur. Hannah y su hija fueron primero, y su esposo iría un mes después. Pero, eso nunca sucedió. Él murió por causa de los maltratos recibidos en la prisión. Hannah demoró para descubrir donde estaba su hijo. Pero sabe que hoy él vive con unos familiares.


Un clamor del alma

La familia vive separada. Una de las hijas aún está en China, Hannah y las demás hijas viven en Corea del Sur y el hijo aún está en Corea del Norte, corriendo riesgos por ser cristiano. La oración de Hannah es que un día ellos estén todos juntos nuevamente en Corea del Sur. Coloca la vida de la familia de Hannah en tus oraciones. Clama para que haya restauración y que ellos puedan vivir unidos en seguridad nuevamente.


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+56) 11 99629 9010
(+56) 9 8830 5225

Instagram

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA