Ataques en Semana Santa: ¿por qué esta fecha es tan letal para los cristianos perseguidos?

Conoce los últimos ataques contra los cristianos durante Pascua y cómo tú puedes ser Uno con Ellos.

| 31/03/2021 - 07:00

Demuestra tu amor e interés por los cristianos perseguidos y sé #UnoConEllos

Demuestra tu amor e interés por los cristianos perseguidos y sé #UnoConEllos


La celebración de la Pascua comenzó con la liberación del pueblo de Israel de Egipto. Este fue un decreto de Dios para una celebración que serviría como un memorial para todo su pueblo. Con la venida de Cristo, la Pascua ya no es solo una celebración judía y ha adquirido un nuevo significado, ahora representa nuestra liberación del pecado a través de la muerte de Jesús en la cruz y su resurrección. Sin embargo, debido a que la fecha está cargada de tanta importancia para los cristianos, mientras que la iglesia que goza de libertad celebra, la Iglesia Perseguida está bajo amenaza de ataque en países donde hay persecución por la fe en Cristo.

En los últimos cinco años hemos tenido varios ejemplos de esto. El más grande ocurrió en Sri Lanka, el pasado 21 de abril de 2019, donde murieron 259 personas y 500 resultaron heridas. El ataque fue dirigido a tres iglesias y tres hoteles donde se celebraba la fecha. El grupo extremista Estado Islámico asumió la responsabilidad del bombardeo de 7 terroristas suicidas. Además de la ayuda práctica para las familias afectadas por las explosiones, Puertas Abiertas, a través de sus colaboradores, acompañó, visitó, oró y envió cartas de aliento para las víctimas.

Los cristianos que sufren ataques violentos quedan marcados por el resto de sus vidas. Pero, sorprendentemente, la experiencia de acompañarlos puede transformar positivamente su forma de ver la vida. Verl es prueba de eso. Perdió un tercio de su familia y habla de lo bueno que ha sido el Señor: “Perder a alguien duele. Pero no fueron asesinados, fueron sembrados. Toda la sangre de los mártires es la semilla de la iglesia. Mi hijo, mi hermana y mi cuñado murieron, pero resucitarán con Jesús el día en que regrese. Dios es bueno. Dios es grande. Mi hijo fue mío durante 13 años, pero es del Señor para siempre". Verl dice que dedicará su vida al ministerio, después de todo, agrega:Yo soy nada. Jesús es todo”.

Entre las historias compartidas por los familiares de las víctimas y los sobrevivientes del ataque, también es posible identificar la voluntad de continuar compartiendo el evangelio con aquellos que aún no conocen a Cristo, incluyendo a los seguidores del Islam, la religión de los extremistas responsables de los ataques. Muchos de los que murieron parecían estar preparados y dispuestos a entregar sus vidas por completo a Cristo. Esto se percibe en sus discursos.

Este es el caso de Prashant. Su esposa, Girija, era una cristiana dedicada. Él siempre se quedaba en casa y a pesar de las invitaciones de su esposa, siempre decía que algún día iría a la iglesia. Un día antes del ataque, celebraron el cumpleaños de uno de sus hijos. “De repente, mi esposa comenzó a danzar. Le pregunté por qué estaba actuando como loca. Ella se rió y respondió: No lo sé. Tal vez voy a morir’”. Al día siguiente, mientras estaba en la iglesia, Girija sufrió heridas graves por la explosión. Ella murió una semana después, dejando a sus cuatro hijos al cuidado de Prashant.

A pesar de su muerte, el legado espiritual de Girija permanece en la familia. Ella solía leer la Biblia todos los días para su familia. Ahora su hija, Dukashini, también lee la Palabra. Además, Prashant no solo escucha, sino que cree. Él va a la iglesia regularmente, una respuesta a las oraciones de Girija. Él le prometió a su esposa que algún día lo haría, pero "algún día" llegó antes de lo que había imaginado. Que yo vaya a la iglesia fue el último deseo de mi esposa. Sin embargo, cada vez que voy, me duele mucho saber que perdí la oportunidad de adorar al Señor junto con ella, como familia ”.

Además del dolor de la pérdida, hermanos como Prashant tienen que lidiar con los desafíos de no tener más seres queridos. Como padre, él tiene que criar cuatro hijos, entre las edades de 3 y 16. Además del apoyo emocional y espiritual, Puertas Abiertas le dio un "moto-taxi" (un pequeño taxi de tres ruedas). Llevar pasajeros por la ciudad le garantiza una forma de mantener a su familia, y al mismo tiempo le permite tener un horario de trabajo flexible para pasar más tiempo con sus hijos.

Las familias afectadas por los ataques también recibieron kits básicos con alimentos e ítems de primera necesidad por de Puertas Abiertas. Las cajas contenían materiales de escuela, jaleas, galletas, productos de higiene, cartas de aliento y una copia del libro "Permaneciendo Firmes a traves de la Tormenta" en el idioma local.

Otros cristianos, además de Prashant, recibieron motocicletas después de que perdieron las suyas en la explosión. Se dice que la luz brilla más fuerte en la oscuridad. Este es el caso de Sri Lanka. “Hemos visto a la familia de Cristo unida para llorar, consolar y ayudar. Ningún cristiano perseguido debería sentirse solo. Seguiremos con ellos todo el tiempo que lo necesiten”, declaró Sunil, un colaborador de Puertas Abiertas en la región. 

El mismo año, en Nigeria, un oficial musulmán mató a 13 personas que participaron en una marcha en Sabon Layi, en el estado nororiental de Gombe. El informe es que el oficial, acompañado por un oficial de policía nigeriano, discutió con un grupo de jovenes cristianos, en desacuerdo con el control de tráfico que estaban provocando. Muy furioso, el oficial apagó los faroles del vehículo y aceleró contra el grupo de cristianos. El oficial mató instantáneamente a 9 personas e 32 quedaron heridas, 12 de ellas en estado grave. Entre los heridos llevados al hospital, cuatro personas murieron, lo que eleva el número de muertos a 13.


Los tipos de ataques son diversos en intensidad y escala. En 2018 en India, se informaron incidentes en todo el país durante el fin de la Semana Santa. El sábado, un pastor fue atacado en la salida de su iglesia en el estado de Tamil Nadu. Sundar Singh realizó un servicio de oración en su iglesia en la ciudad de Dharmapuri cuando un grupo de hombres y mujeres comenzaron a destrozar las motocicletas de los cristianos que estaban en el culto. Cuando el pastor salio para ver qué estaba pasando, le arrojaron piedras. Sundar resultó herido y tuvo que ser llevado al hospital. Al dia siguiente, los responsables del ataque presentaron una denuncia en contra del cristiano, acusándolo de mal comportamiento con mujeres. El domingo siguiente, se produjo otro ataque contra una iglesia en el pueblo de Maradur. Según informes más de 40 personas ingresaron a la iglesia mientras se realizaba el servicio y comenzaron a atacar a personas, incluido al pastor. Cuando llegó la policía, no hicieron nada para detener el ataque.
En el mismo año, dos semanas antes de la Pascua en Pakistán, ocurrió un incidente en una colonia cristiana en Burewala, en la provincia de Punjab. La policía intervino y arrestó a tres musulmanes presuntos responsables, siete cristianos resultaron heridos y fueron trasladados a un hospital local. El pastor de la iglesia, Haleem Masih, explicó que mientras realizaba el servicio, un grupo de hombres, que incluía a un funcionario del gobierno, equipados con armas de fuego, invadieron la iglesia.

En Egipto, las celebraciones estuvieron marcadas por la desaparición de al menos siete niñas y mujeres cristianas. En cada caso, la familia de la víctima dice que el secuestro fue llevado a cabo por un musulmán que quería convertir a la persona a la fuerza y obligarla a casarse con él. Todas las desapariciones han sido reportadas a la policía, pero las familias afirman que siempre han sido tratadas con indiferencia. Algunas familias incluso dicen que miembros de la policía estuvieron involucrados en las desapariciones.En 2017, 49 cristianos fueron asesinados y más de 110 heridos en Egipto en el bombardeo de dos iglesias el domingo antes de Pascua. El líder copto Sergius declaró: La iglesia celebrará el domingo de la resurección y el terrorismo no impedira que hagamos esto. No dejaremos que nuestra alegría termine”. Abanoub Gamal, miembro de la iglesia atacada en Tanta, dijo: “Estaba cerca de la puerta de la iglesia. Eran aproximadamente las 9 de la mañana cuando noté que un hombre con una chaqueta color marrón entro a la iglesia y caminaba entre los bancos hacia el frente. Se paró frente al altar y luego se inmoló ”.
En la iglesia de Alejandría, los testigos dijeron que el atacante intentó ingresar, pero Mina Makram, miembro de la congregación, dijo que uno de los guardias de la iglesia, llamado Nasim, "lo impidió, evitando que entrara y pidiéndole que pasara por el detector de metales primero. El hombre entró rápidamente en el detector, luego dio un paso atrás y explotó el chaleco suicida que llevaba bajo su chaqueta". Tres policías también perdieron la vida evitando que el hombre ingresara a la iglesia. El grupo del Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad del ataque.

También en 2017, un cristiano en Nepal, Santosh Khadka, regresaba a casa del servicio de Pascua cuando recibió un disparo. Dos días después, hombres no identificados incendiaron dos vehículos en una de las iglesias más grandes del país. Actos como este se ven como una forma de proteger el hinduismo, la religión mayoritaria en el país, lo que hace que la minoría cristiana sea vulnerable.En 2016, nuevamente en Pakistán, una bomba explotó en medio de un parque popular en Lahore el domingo de Pascua. La explosión mató al menos 74 personas y más de 300 resultaron heridas. Este fue el ataque terrorista más violento en la historia de Punjab, el estado más poblado y cristiano de Pakistán.Casi un año antes, el 15 de marzo de 2015, los terroristas suicidas invadieron una iglesia en Youhanabad simultáneamente, otra iglesia cercana, matando a 17 personas en total. El número de muertos habría sido mucho mayor si los voluntarios de la iglesia no hubieran actuado rápidamente para defender a los cristianos. Los ataques en el país también ocurrieron durante la Pascua en 2014, una masacre que mató a 134 estudiantes, y en 2013, cuando un atacante suicida acabó con su vida afuera de una iglesia después de la celebración de Pascua, matando a 78 personas. .

En 2015, el Viernes Santo, 147 estudiantes cristianos de la Universidad de Garissa fueron asesinados por militantes islámicos del grupo Al-Shabaab en el ataque más mortal jamás realizado en Kenia. La universidad tenía alrededor de 800 estudiantes, de los cuales, más de 500 eran no musulmanes. Alrededor de 250 estudiantes asistieron a las reuniones cristiana, que reunió a los estudiantes para adorar, estudiar la Biblia y desarrollar el liderazgo. En el ataque, los musulmanes se salvaron, pero todos los cristianos presentes en la reunión de oración de la mañana y otros escondidos en sus habitaciones fueron asesinados.
El mismo día, en Siria, desde las 10 de la noche hasta el sábado por la mañana, más de 40 misiles alcanzaron una zona residencial cristiana. Las familias estaban ansiosas por celebrar el Domingo de Pascua con sus hijos y se saludaban diciendo que Cristo había resucitado. Sin embargo, los misiles explotaron sobre los edificios y más de cuatro colapsaron por completo. Más de 20 personas murieron, la mayoría de ellos eran niños y madres, que partieron mientras dormían. El número de heridos era más de 60. Las mismas personas que días antes celebraban y recordaban que su Señor fue crucificado, ahora estaban muertas, habían pasado por su "crucifixión" en las manos de los rebeldes.

Nuestra esperanza es que, como está escrito en Efesios 2, porque estamos en Cristo, Dios nos salvará a través de su gracia y nos permitirá participar en su resurrección, lo que nos hará un solo cuerpo. Como sabemos esto y lo que nuestros hermanos enfrentan en todo el mundo, debemos poner en práctica lo que Pablo nos enseña en 1 Corintios 12.26, cuando un miembro sufre, todos los demás sufren con él. Los testimonios de los sobrevivientes y familiares de las víctimas de los ataques ocurridos en el mes de Pascua nos alientan para continuar. Cada una de las historias de los cristianos perseguidos nos enseña a confiar plenamente en Dios, quien es nuestro refugio y ayuda en medio de la adversidad.

De la misma forma que recibimos consuelo, debemos aliviar a los que están pasando por tribulaciones. ¿Pero cómo hacer eso? Juan nos explica en 1 Juan 3.16 que Cristo dio su vida por nosotros y que debemos hacer lo mismo por nuestros hermanos.

Nuestra oración es que, al ser consciente de lo que enfrenta el cuerpo de Cristo durante el mes de Semana Santa, tú te movilices para divulgar, orar y ayudar a quienes siguen a Jesús cueste lo que cueste. 

Decide ser #UnoConEllos y demuestra tu amor por los cristianos perseguidos!


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+56) 11 99629 9010
(+56) 9 8830 5225

Instagram

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA