Así es vivir como una mujer cristiana en un área hostil al Evangelio

Los rostros de las mujeres cristianas perseguidas cuentan una historia profundamente personal. El miedo, a veces. Dolor, también. Pero, sobre todo, te hablan de su esperanza, su alegría y su paz. Cuando te encuentras con alguien como Precious, Aina o Mansuri, no es inmediatamente obvio qué problemas o dudas puede tener.

| 08/03/2019 - 00:00

Hoy, ora para que la fe de las cristianas perseguidas pueda crescer y fortalecerse. En la foto, vemos a Mansuri en su habitación.

Hoy, ora para que la fe de las cristianas perseguidas pueda crescer y fortalecerse. En la foto, vemos a Mansuri en su habitación.


La alegría o, quizás, la calma en sus rostros podrían llevarte a asumir que todo va razonablemente bien para ellas. Sin embargo, al escuchar su historia en el contexto de los medios de persecución más utilizados en su región, obtenemos una nueva perspectiva de cómo es para ellas vivir como una mujer cristiana en un área hostil.

La declaración de fe en Cristo de Precious resultó en amenazas de muerte para su familia y para su tribu, y la persecución de su propia hermana; durante algún tiempo, se vio obligada a huir de su comunidad, un antiguo lugar de seguridad, para sobrevivir.

Incluso Aina, una valerosa mujer malaya que se describe a sí misma como "rebelde" decide mantener su fe en secreto para muchos de sus amigos y familiares. En su situación, los musulmanes que se convierten al cristianismo se meten en graves problemas con sus familias y pueden ser divorciados a la fuerza, ser golpeados, encerrados o expulsados de sus comunidades. En una sociedad donde la familia es considerada el centro de la estructura social, las familias a menudo son las primeras en ejercer presión sobre un creyente para tratar de forzar su regreso al Islam. Tales medidas están en gran parte ocultas a observadores externos; Sin explicación, de repente podría desaparecer detrás de los muros de la casa familiar, aislada hasta que decida retractarse. Además, las mujeres en su situación también temen que sus familias las entreguen al gobierno. Las autoridades religiosas han establecido "Centros de purificación" para "reeducarlos" a la fe islámica.

Con una piel más oscura que se considera "inferior" en esa región, Mansuri no habría disfrutado de los beneficios del valor que una mujer podría tener en su cultura: la belleza. Sin el matrimonio de Mansuri con un marido amoroso y creyente de origen musulmán como el suyo, Mansuri también habría estado sujeta al aislamiento forzado, el rechazo y la violencia doméstica como un miembro verdaderamente impotente que vive en la familia extendida de su esposo. Si esto hubiera sucedido, nunca podríamos informar sobre su historia por una muy buena razón: no sabríamos lo que había sucedido.

Si bien la historia de cada mujer es individual en cuanto a su trasfondo religioso y cultural, las mujeres y las niñas que han elegido seguir a Jesús a pesar de los peligros suelen tener tres características comunes a su experiencia de persecución: es violenta, oculta y compleja.

La respuesta de la familia de Precious es sorprendentemente violenta; antes de matarla, la familia espera a ver si responde mientras su propia hermana la persigue. Estadísticamente hablando, esta persecución fue más que una vergüenza humillante, o incluso un abuso verbal continuo. La familia que persigue con amenazas de muerte, intenta persuadir con violencia física severa antes de asesinar a la nueva convertida. ¿Cómo puede su familia salirse con la suya abusándola y amenazándola de esta manera?

Precious debe ocultar su rostro por seguridad. Su fuerte historia nos sirve de aliento e inspiración en este día

Desafortunadamente, gran parte de la persecución de las mujeres y las niñas cristianas pasa desapercibida y, por lo tanto, no está documentada; está oculto. Algunas veces se oculta detrás de los muros del recinto familiar. Las mujeres puestas bajo arresto domiciliario por sus familias enojadas podrían estar encadenadas entre cuatro paredes de sus hogares; alternativamente, podrían caminar libremente dentro de las cuatro paredes de su prisión, pero ser ignoradas es como si estuvieran muertas. Todas estas formas horribles de persecución que enfrentan las mujeres cristianas están ocultas a la vista.

Además, las situaciones son complejas. A menudo los perseguidores no requieren muros físicos. Por ejemplo, las mujeres cristianas que también podrían haber sido forzadas a variaciones despreciables de la esclavitud permanecen en situaciones terribles porque las opciones que la esperan fuera de la "protección" de su familia son las mismas formas de esclavitud en su interior. Sin una educación, o derechos legales a la propiedad o a sus propios hijos, la única diferencia en las calles es que también se le negará el acceso a sus hijos.

Hay una razón más básica por la cual las mujeres y las niñas cristianas son perseguidas de esta manera violenta y oculta: es el medio más fácil de persecución religiosa. La familia de Precious está simplemente aprovechando su vulnerabilidad como mujer en su cultura y su vulnerabilidad como miembro de una fe minoritaria. Aprovechar su doble vulnerabilidad es simplemente el medio más fácil de persecución religiosa.

Este tipo de persecución religiosa específica de género es más fácil porque se combina. En contextos donde las mujeres carecen de protección social en general, el uso de presiones como el contacto sexual en las calles por parte de extraños se combina con el hostigamiento general de las mujeres. Sin embargo, esta forma común de acoso está dirigida especialmente a una mujer cristiana, porque su cabeza no está cubierta por un hijab.


La historia de Mansuri es nuestro testimonio del mes de marzo. Lee el relato completo aquí en nuestra página web

La historia de Mansuri es una historia especialmente edificante. Sabemos cuál podría haber sido su historia; podemos ver cómo su vulnerabilidad como mujer y como cristiana podría haber sido utilizada para aplastar su fe. En cambio, por la gracia de Dios, ella está aprovechando fielmente las oportunidades que tiene debido a la seguridad dentro de una casa cristiana, y está multiplicando la inversión realizada en ella a través del Entrenamiento de Discipulado de Puertas Abiertas para ayudar a otras mujeres que viven en peores condiciones que ella.

Precious ha prevalecido en medio de la persecución que la mayoría de nosotros encontraríamos impensable. Ella compartió el evangelio con su hermana, que se convirtió en cristiana después de que Jesús se reveló a sí mismo en una visión, y continúa hablando a favor de Cristo incluso en un contexto cultural en el que se arriesgó a un ataque de ISIS. Ella se ha convertido en una mujer de oración, apasionada por Cristo. "Necesitamos que ores", dice ella. “Ora por nosotros para que seamos como Cristo y ora por nuestra provisión, apoyo financiero para los trabajadores y programas de subsistencia para los creyentes."

“Oremos para que nuestra fe crezca y sea fortalecida. Oremos para que, por cualquier persecución que encontremos, la enfrentemos por fe en Jesucristo. Oremos por todos los musulmanes con los que compartimos el evangelio, que Dios abra sus ojos para ver al Mesías. Oremos también para que muchos más musulmanes conozcan a Isa [Jesús], y que también se conviertan en trabajadores de Isa al-Masih [Jesucristo] ”.

A pesar de las circunstancias, Dios está trabajando incluso en medio de una brutal persecución contra nuestras hermanas en Cristo. Él está obrando a través de estas poderosas mujeres de Dios, para darles esperanza y construir su Iglesia. Y nosotros estamos invitados a ser parte de esa misión a través de la oración y apoyo; estamos invitados a socorrer a los cristianos de todo el mundo, sin importar las consecuencias.

Lee más
La historia completa de Precious
La historia completa de Mansuri


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+55) 11 99629-9010
(+56) 2 2200-0071

Instagram

© 2021 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA