A pesar de 9 años de guerra, la reconstrucción avanza en Siria

Aunque la guerra no ha terminado en el país, a través de tu donación, casas de cristianos son reconstruidas en Siria

| 15/03/2020 - 08:00

El alcalde de Al Qasab y su esposa hablan de la situación que ha vivido su ciudad

El alcalde de Al Qasab y su esposa hablan de la situación que ha vivido su ciudad


Pronto, 36 familias regresarán a sus hogares en Al Qasab, Siria. La guerra en el país comenzó hace 9 años, exactamente el 15 de marzo de 2011. Sin embargo, el impacto del conflicto se sintió en diferentes momentos según cada ciudad y región. El pueblo de Al Qasab fue atacado por extremistas islámicos el 3 de septiembre de 2012. Se desconoce el motivo del ataque, pero podría ser debido a una carretera recién abierta en ese momento, que une la ciudad costera de Latakia con la importante ciudad de Alepo, en el norte del país.

Al Qasab es un pequeño pueblo cristiano ubicado en una colina al lado de la carretera. Para llegar al pueblo, es necesario atravesar la amplia carretera que tanto esperaban los residentes. Sin embargo, en el camino hay mucha suciedad y escombros que bloquean el paso, lo que obliga a los autos a desviarse. Cuando llegas a las aldeas desiertas, cada 500 metros, puedes ver aproximadamente 10 a 15 hoyos. "Estos hoyos son de bombas terroristas y este lugar era inalcanzable por el régimen", dijo un residente.

El camino que la gente ha estado esperando se ha vuelto de importancia estratégica para los grupos rebeldes, a quienes los Sirios consideran terroristas. Forzaron a todos en Al Qasab a salir de las casas, con nada más que la ropa que usaban y las cosas que podían llevar.

A la entrada del pueblo, la placa de Al Qasab está llena de agujeros causados por balazos. La esposa del alcalde cuenta la historia del día, un lunes inolvidable, cuando comenzaron a caer bombas, destruyendo casas y matando animales. Las bombas fueron seguidas por extremistas que vinieron a tomar lo que no era suyo y controlaron la pequeña y pacífica aldea. “Unos 50 hombres armados ordenaron que me fuera de mi casa. Pero dije: “No, soy patriota y moriré aquí en mi casa”. Trajeron un rifle de caza y me amenazaron. Uno de ellos me apuntó con el arma y dijo que me mataría. Le respondí: "Mátame, voy a morir solo una vez". Entonces él me dejó y fue a amenazar a mi esposo”.

El alcalde agregó: “Dos hombres me sacaron de la casa. Había unos 50 hombres apuntándonos con las armas. Grité: “Si eres Dios, entonces puedes tomar mi alma, pero si no, déjame”. Entonces, me dejaron ir. A pesar de todo lo ocurrido en ese momento nuestra casa ya estaba destruida. Esperamos poder volver algún día”.

El asedio de parte de Al Qasab

Las personas de Al Qasab estuvieron rodeadas en la aldea durante varios días hasta que la iglesia negoció el paso de civiles, estos fueron llevados a Latakia. Caminando por Al Qasab es fácil imaginar las historias sobre la invasión. El escenario está formado por casas destruídas, lemas islámicos en las paredes, agujeros de bala en todas las ventanas y una sola iglesia bombardeada que ha sido reconstruida gracias a Dios. La iglesia tiene una cruz levantada nuevamente. Nabil Khoury, un hombre de unos 50 años, explicó lo que le sucedió a la iglesia cuando los extremistas atacaron la aldea: “La iglesia fue destruida. Rompieron y profanaron el altar, la mesa de la cena, los asientos y quemaron los libros. También dejaron caer la cruz mientras entraban en el pueblo”. La iglesia ahora está restaurada esperando que regresen los miembros.

La casa de Khoury fue destruída. “Puse los ingresos de toda mi vida aquí, solo para pasar un verano y ahora todo está en el suelo. Nací y crecí en este pueblo. La reconstrucción cambiará nuestras vidas ".

En el pueblo hay una casa cubierta de escritos islámicos. “Esto solía ser el hogar del líder del grupo extremista. Escribió "Allah Akbar" (Allah,“dios” es grande, en árabe) y algunos versos violentos del Corán sobre asesinatos y yihad ", dijo Moufid Tannous, un hombre de 61 años que ha vivido toda su vida en Al Qasab. “Mi casa está cerca de donde vivía su líder. Había de 10 a 12 vehículos fuertemente armados estacionados frente a esta casa en todo momento, y cuando no pudimos salir de la aldea, escuché terribles ruidos provenientes de esa casa, día y noche". Moufid no sabe lo que estaba sucediendo adentro: “Escuché gritos de personas, podrían ser peleas o torturas por prisioneros. No sé lo que estaban haciendo ".

Moufid lloró mientras compartía la historia de su hermano. “Cuando comenzó el bombardeo de la aldea, llamé a mi hermano Moutiea, pero él no respondió. Entonces llamé a sus vecinos y ellos tampoco respondieron. Cuando salí de la casa, vi misiles viniendo como lluvia sobre el pueblo, a las 10 de la noche recibí una llamada. Alguien dijo que mi hermano había muerto, que no llegaron al hospital a tiempo para salvarlo. Independientemente de lo que digamos sobre lo que nos hizo la guerra, en realidad fue más. Ahora me siento 25 años mayor de lo que realmente soy ", explicó. Moufid estaba sorprendido por el interés de los extremistas en Al Qasab: “No somos una base militar, somos simples personas. ¿Que los hizo apuntarnos? ¿Qué hizo que nuestro pueblo fuera interesante?”

Los cristianos sirios necesitan nuestro apoyo

Walid Tannous, otro hermano de Moufid, escapó de los ataques que destruyeron su hogar. comenta: “Atacaron a las 4:30 a.m. y nos dijeron que fuéramos a Turquía. Cuando dijimos que no, amenazaron con llevar a nuestras mujeres a Turquía como esclavas y hacernos luchar junto a ellas. Insistimos y dijimos que preferíamos morir en ese momento. Entonces, comenzaron a jugar con nuestras emociones. Pero al final, alguien negoció nuestra libertad, no sé quién, pero finalmente nos dejaron ir”.

Con respecto a la reconstrucción de las casas, Walid compartió: “Muchas gracias por lo que están haciendo por nosotros y nuestro pueblo. Que Dios les bendiga con buena salud y prosperidad”.

Los aldeanos han enfrentado muchas dificultades, pero ahora el pueblo y los aldeanos se están levantando de las cenizas. Debido a la restauración de los hogares, las personas renovaron sus esperanzas, una oportunidad para volver a sus vidas normales. Pronto, plantarán verduras, cuidarán animales, criarán a sus hijos y nietos en la aldea que aman.

Las 36 casas de familias cristianas en el pueblo serán restauradas en la primera mitad de 2020, el trabajo ya comenzó en diciembre de 2019, con tu apoyo, todo debe estar listo a principios de mayo de este año. Tú donación apoya a los cristianos perseguidos en Siria a través de varios proyectos de Puertas Abiertas, como la reconstrucción de casas e iglesias, la reapertura de escuelas, bibliotecas y apoyo económico. Marca la diferencia en la vida de estos hermanos y hermanas.


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+56) 11 99629 9010
(+56) 9 8830 5225

Instagram

© 2021 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA