El emocionante testimonio de una madre en la Península Arábica

La historia de la joven madre Lela* ilustra bien la realidad de la Iglesia Perseguida en Arabia Saudita, donde los cristianos enfrentan situaciones difíciles y desafiadoras

| 14/05/2017 - 00:00


14-arabia-saudita-mulher-andando-

Lela es divorciada, tiene 30 años y una hija. Ella cuenta que nunca fue mucho a la mezquita, pero al igual que todos en su cultura, se consideraba musulmana hasta que un día vio en la TV el relato de un ataque a un grupo cristiano egipcio, donde uno de los cristianos decía: “Los musulmanes nos odian”. El reportaje provocó una acalorada discusión entre los amigos de Lela y ella demostró pensar diferente que la mayoría, al decir: “Nosotros no tenemos que odiar a los cristianos y ni debemos usar la violencia contra ellos”. Fue cuando escuchó a una amiga decir que en el Corán realmente existían algunos versos que inspiran a matar a los que no son musulmanes.

 

La observación la hizo pensar si verdaderamente era una musulmana. Llevando el tema para algunos amigos cristianos, ella entonces descubrió que estaba en el ‘lado equivocado’. La nueva fe de Lela complicó significativamente su vida. Ya es difícil compartir el evangelio entre los musulmanes y también prohibido hablar de Cristo en toda la Península Arábica, imagínese cuánto más para una madre cristiana. “Un día mi hija Nadine*, de 11 años, regresó de la escuela llorando y me dijo que no quería más regresar para allá, pues estaba con miedo”, cuenta. La niña aprendió que “las almas de los muertos serían punidas severamente, si no hubiesen tenido una buena vida. Después de ello, la madre decidió contar para ella sobre las buenas nuevas de salvación, diciendo que aquello era mentira. “Dios nos ama y no tortura a nadie. Él sólo quiere amarte. Debemos seguirlo”, explico para la niña.

 

Después de esto, Lela decidió enfrentar a un líder musulmán, cuestionándolo, sin rodeos: “Amo a los musulmanes, pero tengo algunas preguntas sobre el Corán”. Él dijo que no podía dar las respuestas sin antes pensar y, cuando ella le entregó una lista de preguntas, él comenzó a esquivarla, diciendo que aquella reunión había terminado. Él no fue capaz de responderle las preguntas más básicas sobre Dios: “Ahora, mirando para atrás, veo que Dios estaba poco a poco abriendo mis ojos para conocer su verdad. Él estaba preparando mi corazón para recibir el evangelio”.    

 

Nadine siguió el ejemplo de la madre y también abrazó la nueva fe, pero acabó revelando el secreto para los familiares. Así, Lela fue amenazada de muerte. “Si ellos me mataren, yo moriré por Cristo. Yo estaré bien porque estoy segura en las manos de Dios”, declara. La familia, sin embargo, ganó la custodia de Nadine y Lela tuvo que dejar el país, por su propia seguridad. Esta es una decisión por la cual ninguna madre debería pasar: dejar a su hija o morir. Lela escogió vivir, pero ahora enfrenta duras consecuencias por esta decisión. En un día como hoy, en el cual celebramos el Día de la Madre, acuérdese de orar por esta valiente mujer y madre.  


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+56) 11 99629 9010
(+56) 9 8830 5225

Instagram

© 2021 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA